La catedral del Cusco y su historia

La Catedral de Cusco es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad imperial y uno de los lugares más visitados por los turistas que llegan a la región. Este majestuoso edificio es una muestra del arte colonial que se desarrolló en el Perú en los siglos XVI y XVII. En este artículo conocerás la historia y la importancia de la Catedral de Cusco, así como algunas recomendaciones para visitarla.

Historia de la Catedral de Cusco

La construcción de la Catedral de Cusco se inició en 1559, sobre los terrenos que antes ocupaban el palacio del Inca Wiracocha y el templo de Suntur Wasi. La construcción estuvo a cargo de los arquitectos españoles Juan Miguel de Veramendi y Juan de Montenegro, y se prolongó hasta 1654. Durante este tiempo, la Catedral fue sometida a diversas remodelaciones y ampliaciones, como la construcción de la capilla del Sagrario y la torre del reloj.

La Catedral de Cusco es uno de los mejores ejemplos del arte colonial en América Latina. Su estilo arquitectónico es predominantemente renacentista, aunque también presenta influencias barrocas y platerescas. La fachada principal, de estilo renacentista, está hecha de piedra tallada y presenta una decoración sencilla y elegante. El interior de la Catedral es igualmente impresionante, con hermosos retablos tallados en madera dorada y una gran cantidad de obras de arte religioso.

Importancia de la Catedral de Cusco

La Catedral de Cusco es uno de los principales centros religiosos de la región y es considerada un importante patrimonio cultural del Perú. Es un monumento de gran importancia histórica y arquitectónica, ya que es el resultado de la mezcla de la cultura andina y la europea. Además, alberga una gran cantidad de obras de arte religioso, entre ellas lienzos, esculturas y objetos de plata.

Entre las obras de arte más destacadas de la Catedral de Cusco se encuentran el cuadro de la Última Cena, pintado por Marcos Zapata en el siglo XVIII, el Cristo de la Buena Muerte, una impresionante escultura tallada en madera por el artista cusqueño Juan Tomás Tuyro Túpac, y el Cristo de la Columna, una escultura tallada en madera por el artista español Diego Quispe Tito.

Visitar la Catedral de Cusco

La Catedral de Cusco es uno de los lugares más visitados por los turistas que llegan a la ciudad. Si tienes pensado visitarla, te recomendamos que lo hagas en la mañana, ya que es el momento en que hay menos gente y el ambiente es más tranquilo. La entrada a la Catedral tiene un costo de 25 soles para los turistas extranjeros y 10 soles para los peruanos. Si lugar a duda es un lugar imperdible en nuestra visita a la ciudad de Cusco.

How likely are you to recommend this website and content to a friend or co-worker?
Not at all likely
Extremely likely
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10